viernes, 7 de enero de 2011


Y LA CULPOSA HERIDA SANGRA

EN LA DECIMA ESPERA DE MI SALIDA EN VANO

TE ESPERO Y ME ESPERO EN SILENCIO ENGAÑOSO

YA NO ERES MAS DE ESTE MI LADO


LA DESINGUALDAD DE MI ESPALDA CRECE ME ENCOJO COMO UN DUENDE INBERBE

ME DESATO

MUSICA EPILOGA

TENEDOR SIN MANOS

QUIERO EL CIELO ZUL OSCURO

QUIERO LA TEMPESTAD QUEBRADA

LA MUSICA TRISTE, RECITAR DEL AYER

TUS MANOS , EL CALOR REJAL...TU SOPLO

2 comentarios:

carlos lavida dijo...

La música triste nunca es lo suficientemente triste.
saludos

JADE dijo...

QUE LINDO ESTO! BESOS!